RSS Facebook Twiter You Tube
     Sábado | 26.07.14
 
 
 
 
Berlín 2010
(Adelanto 4): Natalia Smirnoff y el largo camino hasta la opera prima
Diego Batlle

A los 38 años y luego de una muy extensa carrera como asistente o directora de casting de Alejandro Agresti, Jorge Gaggero, Pablo Trapero, Marcelo Piñeyro, Lucrecia Martel, Marco Bechis, Gabriel Medina, Mariano Llinás, Ariel Rotter y Damián Szifrón, esta egresada de la FUC logró concretar su opera prima, Rompecabezas, que tendrá su première mundial nada menos que en la competencia oficial de la 60ª Berlinale. Este film con Maria Onetto, Gabriel Goity y Arturo Goetz es su notable presentación en sociedad y de él habla en esta entrevista con OtrosCines.com

-Al revés que la mayoría de tus colegas, vos tenés una larga carrera en la industria ¿Todo ese background te sirvió para llegar y concretar tu opera prima sin tantos miedos, inseguridades e incertidumbres? ¿Cuáles de esas experiencias previas te marcaron o te sirvieron más?

Es que ya desde la FUC había empezado a trabajar! Era la asistente de dirección de casi todos: de Damián Szifrón, de Mariano llinas y de Gabriel Medina, para nombrarte algunos. Creo que es cuestión de carácter. Con respecto a si tener una carrera asistiendo mitiga el miedo y la incertidumbre, es relativo. Porque uno sabe mucho más todos los problemas que uno puede tener ¡Todos! Y son muchísimos. Lucre, cuando estabamos haciendo La ciénaga, me dijo: "Está muy bien que asistas y aprendas y acompañes, pero no pierdas la posibilidad de saltar al vacío". Porque eso es lo que hace falta para dirigir. He trabajado mucho eso para lograr filmar. Poder errar, permitir que todo salga mal o que no sea interesante, pero arriesgar. La experiencia me ha servido para saber cómo funciona un equipo de filmación, un set y las cuestiones técnicas, pero no creo que eso sea lo fundamental para “dirigir bien”. Ayuda, por supuesto. Y hace que uno no se maree mucho con nada, al haber acompañado ya a otros en este proceso. Con respecto a las experiencias que más me sirivieron -si bien de todas he aprendido mucho y me han permitido ver muy de cerca muchas maneras de filmar y de dirigir actores- las más fuertes tienen que ver con quien además pude compartir más tiempo e intereses parecidos. Es el caso de Lucrecia Martel en sus tres películas y con Jorge Gaggero, en Cama adentro y en un casting más para una próxima. Es hermosa la experiencia de trabajar una segunda o tercera vez con el mismo director. Porque uno ya se conoce de memoria y pasa a otras cosas más profundas o específicas de la película. Creo que surgen trabajos más interesantes. Por otro lado, ser directora de casting me dio un entrenamiento con los actores y una aproximación a algo que para mí era fundamental en Rompecabezas. Me apasiona y respeto muchísimo el lugar del actor, que me resulta sumamente  complejo.

-La película fue consiguiendo muchos apoyos (Fonds Sud, un coproductor francés, el premio en Cine en Construcción) hasta llegar a la competencia oficial de un festival de primera línea como Berlín ¿Qué significa para vos haber tenido tanto apoyo internacional, algo no tan común en una opera prima, qué expectativas tenés con el estreno en el festival?

-
Realmente ha sido mucho trabajo. Por cada ítem que la película obtuvo, hay 20 cosas que no consiguió. Hubo muchísimo trabajo con el guión (Martín Salinas fue mi asesor durante los cuatro años que estuve escribiendo y también fui al Laboratorio de Sundance). He mandado a todo los concursos que he podido. Obviamente que una vez que uno consigue el primer apoyo, que en mi caso fue el Fonds Sud, todo empieza a ser más sencillo. Y se empiezan a sumar más. Pero me han dicho muchas veces que no. A medida que iba circulando, me fui dando cuenta de que la película contaba algo que las personas de otros países que leían el proyecto también podían entenderlas, vivenciarlas. Eso fue una linda sensación. Y seguimos esa línea mandando afuera la película, como lo de Cine en Construcción. De todas maneras, tener el apoyo del INCAA es lo que hizo que esta película exista. Y que se permitan filmar operas primas. El INCAA nos ha ido apoyando para poder terminarla. Estrenar la película en una competencia donde los que te rodean son esos nombres es increíble. Por ejemplo, yo admiro profundamente desde hace 20 años a Zhang Yimou. Sencillamente increíble. Espero poder disfrutarlo. A partir del premio en Cine en Construcción, surgió el vendedor internacional, que es Memento Films. Ellos son los encargados de lo que sigue en el terreno internacional. Son muy cuidados de cada película, así que me siento muy contenta y tranquila. Hasta consiguieron que Ravensbourger haga Rompecabezas con el afiche de la película. Por otro lado, espero que con lo que me ha costado lograr filmar ésta, se me facilite poder filmar la próxima.

-¿Cuándo, cómo y por qué surge la idea de escribir una histora de estas características?

-Había terminado la asistencia de Cama adentro, película que había disfrutado tremendamente hacer. Venía de trabajar casi sin parar en La niña santa y Un mundo menos peor. Tenía un hijo de casi dos años. Estaba agotada y me quería tomar un descanso. Al terminar, Jorge Gaggero me dijo: "Natalia, vos tenés que dirigir" y me regaló para mi cumpleaños una pluma para empezar a escribir. Y así fue que empecé en 2004. La maternidad y las experiencias que estaba viviendo me llevaron a querer contar la historia de alguien que tiene la oportunidad de un gran cambio interior. No exterior, sino como una implosión, que afecta luego a su alrededor, pero no sucede por las cosas que le pasan afuera, sino por las que le suceden internamente. Alguien que descubre una pasión, un don. Y ver qué hace con eso. Cómo lo incorpora y lo articula. Visto con la mejor lupa que pude encontrar. Y que la heroína de la historia sea una mujer sencilla, por la que nadie apuesta, que no es de un caracter fuerte en el sentido convencional de la palabra, que se desvive por los demás, que se pierde en ese dar y en ese querer controlar también me resultaba apasionante. Me gusta la figura de la ama de casa, alguien que en un momento su función principal se acaba, al abandonar sus hijos el hogar. Me parece un personaje trágico en el sentido dramático. Haga lo que haga va a tener que pasar por esto. No tiene escapatoria. Y, finalmente, ¡me han criticado muchas veces por perder el tiempo armando rompecabezas! He vivido períodos que lo único que podía hacer era armar rompecabezas. Y si estaba haciendo otra cosa, pensaba en seguir armando. Eso le pasa a mi personaje y yo la entiendo perfectamente.

-Vos trabajaste en el casting de La mujer sin cabeza ¿Fue allí cuando te surgió la idea de contar con María Onetto para el papel protagónico o ya lo tenías en mente de antes?

-María Onetto ya estaba en Rompecabezas cuando empecé el casting de La mujer... Yo la había conocido haciendo el casting de El otro, de Ariel Rotter, y fue allí cuando la convoqué. Me ha acompañado los tres años más que me llevó filmarla. Lucrecia había leído mi guión y sabia de María. Entre los nombres que proponíamos para el rol de su protagonista con la productora y la asistente de dirección estaba María. Pero a ninguna nos pareció un problema esto. Hicimos varios meses de casting y María fue la elegida por Lucrecia.  Lo único que se transformó es que cuando yo la había contactado era menos conocida, no había hecho Montecristo siquiera. Habia tenido sí muchos protagónicos en teatro. Pero todavía no mucha televisión ni cine. Cuando logramos filmarla, ¡ya había protagonizado tres películas!

-¿Cuáles fueron los mayores desafíos o temores a la hora de encontrar el tono, los climas, el ritmo narrativo de la película? Creo que había riesgos (caer en cierto patetismo, en un costumbrismo exacerbado) y fueron sorteados con gran altura ¿Tuviste eso en cuenta?

-La verdad es que soy bastante mala y bastante burra con los tonos conceptuales. Mucha gente que leyó mi guión me habló de costumbrismo. Pero yo nunca terminé de entender qué me querían decir. No tengo una visión de género sino de historia y punto de vista. Me he guiado por lo que sentía que la historia me iba mandando. Tanto ensayando como filmando, tenía una especie de sensación en el estómago que me decía cuándo iba por el camino correcto y cuándo no estábamos llegando. Siento que el tono fue la búsqueda de la mayor veracidad de la historia. Encontrar lo que estaba vivo en escena. En el rodaje, ensayábamos muy poco y en seguida empezábamos a filmar. Y los actores iban improvisando muchas veces y filmabamos sin cortar varias veces las escenas. Han surgido, me parece a mi, lindas cosas de eso. Hay escenas que están montadas puramente en base a la improvisación. En cuanto al ritmo, yo quería tratar de expresar todo desde el punto de vista de María del Carmen. Una ama de casa es alguien que no tiene tiempo. Siempre tiene que estar haciendo algo porque apenas terminó sus tareas, vino alguien y desordenó todo. Y ni hablar sumándole este trip del rompecabezas en el que ella está embarcada. Justamente, por sentir que ella es alguien tomada por el juego, pensamos en los colores de la película . Y los viramos en función de los colores del rompecabezas de Nefertiti, el que destapa la pasión.

-¿Cómo sigue tu carrera a partir de ahora? Más allá de seguir acompañando la película para su recorrido internacional y su estreno local a fines de abril, ¿ya tenés otros proyectos, guiones? ¿Tu idea es ahora focalizarte en tus propios proyectos o seguir trabajando, por ejemplo, en casting o para otros cineastas?

-¡Qué misterio! Por mi parte, ya tengo una primera versión de mi próxima historia. Se llama El cerrajero y cuenta la historia de un cerrajero que empieza sufrir visiones cuando va a abrir las puertas a los clientes e inclusive le sale la voz de la persona que está viendo en cada visión, indistintamente del sexo. Tiene el mundo de herrajes, de mecanismos y cajitas musicales. Y algo de Tarot que pasa por ahí. Ya lo estamos desarrollando con la productora Tarea Fina. Pero, además de eso, actualmente estoy haciendo el casting de la película de Miguel Kohan para Haddock Films. Y mi idea es seguir haciendo dirección de casting. Me apasiona. El casting tiene la posibilidad de explorar la historia (el guión) en sus múltiples posibilidades, pensando lo que los diferentes posibles actores pudieran traerle. Lo que dejé de hacer hace un tiempo es asistencia de dirección.

 
 
Martina cinéfila | 08.02.10 - 23:17:21 hs.
¡Fuerza Natalia! ¡vamos las chicas en berlín! Anahí, Natalia e Inés, las mujeres al frente del cine argentino, así me gusta
 
Lisa | 09.02.10 - 14:53:52 hs.
Muy buena esta posibilidad de tener tres largas entrevistas a las tres directoras argentinas que compiten en berlín, si le sumamos a lucrecia martel, albertina carri, celina murga, verónica chen, sandra gugliotta, y un largo etcétera podemos llegar a la conclusión que hay pocos cines como el argentino con tantas mujeres talentosas filmando.
 
Marina | 09.02.10 - 19:10:49 hs.
¡Grande Naty !
El cine argentino dirigido por mujeres traerá nuevos aires a la filmografía nacional...
 
Escriba un comentario
Nombre:
Email: (no será publicado)
Comentario:
Ingrese el texto:
   
     
 
Todos los premios y el balance final, por Sábado 20/2
El gran debut de Natalia Smirnoff, por Jueves 18/2
El show de Jackie Chan y otros tres films menores de la competencia oficial, por Jueves 18/2
Amores de mujeres, por Jueves 18/2
Chomet, el gran ilusionista, por Miércoles 17/2
Del lirismo turco a la violencia iraní, por Miércoles 17/2
The Robber, la gran revelación del cine alemán, revolucionó la competencia, por Lunes 15/2
Las decepciones de Baumbach y Yimou , por Domingo 14/1
Secretos y mentiras de la vida doméstica, por Domingo 14/2
De la ampulosidad de Martin Scorsese a la simpleza del nuevo cine rumano, por Sábado 13/2
Un sólido regreso de Polanski y una floja biopic sobre Allen Ginsberg, por Viernes 12/2
Las grietas de la sociedad china y la lección del maestro Werner Herzog, por Jueves 11/2
(Adelanto 3): Anahí Berneri y la era de la madurez, por Diego Batlle
(Adelanto 2) Inés de Oliveira Cézar y su pasión por los griegos, por Diego Batlle
(Adelanto 1) Fuerte presencia del cine argentino en una 60ª edición a puro festejo, por Diego Batlle
 
Nuestros Blogs
Micropsia
Otros Cines TV
Con los ojos abiertos
Otros Cines Peru
Cursos
 
Noticias | 25-07-2014
Importantes novedades del cine brasileño en Argentina y de fomento a coproducciones entre ambos países
Noticias | 25-07-2014
Taquilla argentina: Sigue la lucha cabeza a cabeza entre robots y monos
Críticas
Dos a quererse
Noticias | 24-07-2014
Anuncios de festivales: San Sebastián, Locarno y Lima
Noticias | 24-07-2014
Venecia 2014: Un festival sin presencia latinoamericana
Críticas
La peor cara de la sociedad estadounidense
Críticas
El horror visto por otros ojos
 
 
 
 
 
 
 
 


 
Home | Criticas | Noticias | Festivales | Columnistas | Próximos Estrenos | Taquilla | Ciclos | Debates | Cine en TV | DVD | Industria
Editorial | Música | Libros | Links | Contacto
RSS Facebook Twiter You Tube Micropsia Otros Cines TV Con los ojos abiertos Otros Cines Peru Cursos
Diseño y Desarrollo: Mariel Burstein