RSS Facebook Twiter You Tube
     Jueves | 24.04.14
 
 
 
El lugar del autor en las series de TV (Nota 2)
Viernes 17 de Junio de 2011
Javier Alcácer

En la televisión estadounidense, los verdaderos ideólogos y en muchos casos "autores" de los mejores proyectos son los productores. Javier Alcácer, editor periodístico de nuestro blog OtrosCines/TV, continúa con su serie de columnas en las que analiza esta tendencia. Hoy: David Simon, responsable de The Wire, Generation: Kill y Treme.

Alfred Hitchcock dijo alguna vez que el cine es el arte de llenar salas vacías. Un poco más acá en el tiempo, David Simon, el productor y guionista de The Wire, Generation: Kill y Treme, tiene una posición bastante peculiar respecto al lugar del espectador: “fuck the average viewer” (“qué el espectador promedio joda”) , declaró en varias oportunidades.

Pero mejor empecemos por el principio. Simon trabajó doce años como periodista de policiales en el Baltimore Sun. Creía en el rol social del periodismo, en su posibilidad de retratar los problemas de Baltimore, pero a medida que pasaban los años y más investigaba el crimen en la ciudad, empezó a perder las esperanzas. Se fue enojado con los nuevos dueños del diario y desencantado con la profesión. Escribió dos libros con sus experiencias: Homicide: A Year on the Killing Streets y The Corner: A Year in the Life of an Inner-City Neighborhood. Ambos tuvieron una excelente recepción e hicieron que Simon debutara en la TV abierta con Homicidio: la vida en las calles, una serie que se inspiraba en algunas de las historias del primer libro del autor. Más tarde, HBO realizaría una miniserie con el segundo libro. Simon se encontró muy a gusto trabajando con el canal y así nació The Wire, una serie que retomaría las historias de sus libros.

¿Hace falta hablar de The Wire? En sus cinco temporadas, la serie no tuvo grandes ratings ni recibió grandes premios. Simon y sus equipo de guionistas habían pensado la serie como una novela realista. O al menos que aspiraría todo lo posible al realismo. Pero ¿puede la TV (o el cine, la literatura) captar la realidad y reproducirla? Simon sabe que no, pero aún así hace todo lo posible por lograrlo, fiel a su tarea como periodista y retrata cómo nadie los problemas del siglo XXI de Estados Unidos, pero también lo absurdo de la guerra contra el narcotráfico y el manejo de las instituciones, superando el alcance que podía alcanzar con un diario. No está mal poner al guionista y productor en las filas de Rodolfo Walsh y Truman Capote. El grado de realismo al que aspiraba la serie le era contraproducente: los espectadores blancos no miran programas donde la mayoría del elenco son actores negros y desconocidos; el uso del lenguahje slang que usaban los corner boys hizo que algunos sugirieran la posibilidad de que la serie se emita con subtitulos, algo a lo que Simon se opuso con vehemencia. Evitaba el uso de la voz en off y no perdía el tiempo en glosas al meterse con el funcionamiento de la policía, del poder judicial ni de las pandillas. “Si lográs atrapar a los especialistas, vas a poder captar al resto. Nostros escribimos pensando en ellos”, argumentaba.

Hay un sólo flashback en las cinco temporadas de The Wire (en el primer episodio), no más de 6 secuencias de montaje con música extradiegética y tiene la particularidad de mantener el formato clásico de 4:3. Nunca se vio semejante nivel de ambición -ni siquiera en el cine-, y Simon y los suyos desarrollaron una estructura con una fuerte influencia del cine documental, con cámara en mano y con un uso discreto del montaje.

En la miniserie Generation: Kill y en la serie Treme (a fin de mes se estrena la nueva temporada), Simon repite los procedimientos que probó en el poliladron de Baltimore. En el primero, disponible completa en DVD, mostraba el día a día de un pelotón en Irak, adaptando un libro de investigación homónimo, mientras que en Treme, muestra la lucha de los vecino de Nueva Orleans para mantener a la ciudad luego del huracán Katrina. Quizás Treme sea todavía más radical que The Wire por prescindir de la matriz del género policial que sostenía a dicha serie.

Simon nunca podría trabajar para la pantalla grande: su manera de narrar necesita del formato televisivo (episodios, temporadas como arcos argumentales, la independencia de la estructura clásica). No le importa el espectador que por las noches pone HBO para ver cinco minutos de alguno de sus programas, no quiere cantidad sino calidad: sus series están dirigidas a todo aquel que acepte las reglas del juego, que entienda que la realidad es compleja y sus series también lo son. Y que aquél que no lo quiera entender se joda.

(Esta columna fue publicada previamente en el blog OtrosCines/TV)

 
f | 23.07.11 - 23:28:25 hs.
Vanity
 
Escriba un comentario
Nombre:
Email: (no será publicado)
Comentario:
Ingrese el texto:
   
     
 
 
 
The Square y el costado más humano de la revolución egipcia | 19-01-2014
Orange is the New Black y las delicias de las series originales de Netflix | 19-07-2013
El modelo MUBI: Comunidad cinéfila y películas de autor | 11-12-2011
El lugar del autor en la series de TV (Nota 1) | 21-04-2011
Guía de recomendaciones para Marzo | 01-03-2011
Guía de recomendaciones para Febrero | 01-03-2011
Guía de recomendaciones para Enero | 01-01-2011
Guía de recomendaciones para diciembre | 01-12-2010
Guía de recomendaciones para noviembre | 01-11-2010
Guía de recomendaciones para octubre | 01-10-2010
Guía de recomendaciones para septiembre | 02-09-2010
Guía de recomendaciones para agosto | 01-08-2010
Guía de recomendaciones para julio | 01-07-2010
Guía de recomendaciones para junio | 01-06-2010
Guía de recomendaciones para mayo | 01-05-2010
Guía de recomendaciones para abril | 02-04-2010
Guía de recomendaciones para marzo | 01-03-2010
Guía de recomendaciones para febrero | 01-02-2010
Guía de recomendaciones para enero | 01-01-2010
Guía de recomendaciones para diciembre | 01-12-2009
Nuestros Blogs
Micropsia
Otros Cines TV
Con los ojos abiertos
Otros Cines Peru
Cursos
 
 
Críticas
El dolor de ya no ser
Críticas
Tango que me hiciste mal...
Noticias | 23-04-2014
A los 54 años, murió en Liberia el prestigioso director austríaco Michael Glawogger
Festivales
Cannes 2014: Entrevista a Diego Lerman, director de Refugiado (Quincena de Realizadores)
Críticas
Tiempos menos modernos
Críticas
Clásica y moderna
Noticias | 22-04-2014
Anuncian la programación de la primera edición del ciclo Cinema Made in Italy
 
 
 
 
 
 
 
 
 


 
Home | Criticas | Noticias | Festivales | Columnistas | Próximos Estrenos | Taquilla | Ciclos | Debates | Cine en TV | DVD | Industria
Editorial | Música | Libros | Links | Contacto
RSS Facebook Twiter You Tube Micropsia Otros Cines TV Con los ojos abiertos Otros Cines Peru Cursos
Diseño y Desarrollo: Mariel Burstein